S E T E N T A V E C E S S I E T E

DEVOCIONAL  #7: “SETENTA VECES SIETE”

.

“Luego Pedro se le acercó y preguntó: —Señor, ¿cuántas veces debo perdonar a alguien que peca contra mí? ¿Siete veces? —No siete veces —respondió Jesús—, sino setenta veces siete.”

Mateo 18:21

.

A lo largo de la vida nos vamos a encontrar con momentos, personas o situaciones, las cuales nos van a lastimar, hacer mal, decepcionar, entristecer, opacar, mentir, criticar, engañar, etc.

.

Por lo tanto… ¿Vamos a estar siempre en el juego indefinido de PERDONAR O NO PERDONAR?

.

Muchas personas quedan estancadas, y algunas en depresión, a causa de no poder perdonar algunas de estas situaciones. Su vida se empieza a volver gris y sin sentido. Muchos pierden el sueño y hay falta de concentración en su diario vivir. Esto va más allá de la edad que uno tenga, todos reaccionamos de alguna manera a la falta de perdón.

.

.

Si leemos estos versículos, vamos a notar que el apóstol Pedro le dice a Jesús si tiene que perdonar 7 veces. En la cultura judía, los rabinos afirmaban que solamente había que pedir perdón 3 veces, como máximo 4. Hasta tenían pasajes del Antiguo testamento para afirmar este pensamiento. Pedro estaba queriendo doblar la apuesta, algo así como decirle “VISTE JESUS LO BUENO QUE SOY, PERDONO EL DOBLE QUE LOS FARISEOS”

.

Pero como siempre, Jesús lleva a otro limite la manera de ver la vida, y le dice que tiene que perdonar 70 veces 7, o sea, PERDONAR TODAS LAS VECES QUE SEA NECESARIO.

.

.

Sé que no es fácil. Somos todos humanos, por eso perdonar es casi un acto divino, que con la ayuda del Padre podemos lograr.

.

Pero es por nuestro bien que necesitamos soltar eso que está en nuestra mente y corazón, y nos lastima…

.

Kathleen Lawler del Departamento de Psicología de la Universidad de Carolina del Este afirma:

“Al disculpar al otro, o a ti mismo, por los errores cometidos estás disminuyendo tu presión arterial. Además, reduces tu consumo de medicamentos y alcohol. Sentir rencor por una persona aumenta el ritmo cardiaco, lo que puede ocasionar un infarto.”

.

.

Cuando uno no perdona, se aísla. Se cierra. Se niega. Se encierra en su propia justificación de las cosas. Se encuentra rodeado, pero sin escuchar a nadie.

.

Cuando no perdonamos, estamos viviendo como zombis, y la vida se nos pasa sin que nos demos cuenta.

.

Hoy podes comenzar la semana soltando perdón y pidiendo perdón, independientemente de si tenes la razón o no.

.

Tal vez es el día de mandar un msj pidiendo perdón, o programar una cita para poder perdonar.

.

Tal vez es el día para enviar ese mail, o esa carta y pedir perdón a esa persona que no viste en años.

.

Ora y perdona a esa persona, deséale el bien de Dios sobre su vida.

Ora y perdona a los que te dañaron, es por el bien de tu corazón.

Pedile perdón a Dios también, porque todos, de alguna u otra manera, también estuvimos del lado de los que dañamos y lastimamos a otros.

.

Y si Dios nos perdonó… ¿quienes somos nosotros para no perdonar?

Advertisements

I N S T A N T E S

DEVOCIONAL #4: “INSTANTES”

“Si pudiera vivir nuevamente mi vida, 
en la próxima trataría de cometer más errores. 
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. 
Sería más tonto de lo que he sido, 
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad. 
Sería menos higiénico. 
Correría más riesgos, 
haría más viajes, 
contemplaría más atardeceres, 
subiría más montañas, nadaría más ríos. 
Iría a más lugares adonde nunca he ido, 
comería más helados y menos habas, 
tendría más problemas reales y menos imaginarios. “

Así comienza este poema (Atribuido a Borges pero no se sabe con exactitud quien es realmente el autor), el cual nos lleva a dialogar con nuestra alma, acerca de cómo estamos encarando nuestro paso por la tierra.

¿Disfrutas la vida?

Porque quiero decirte un secreto, que me pagarían millones de pesos para que lo diga al mundo, pero como me caes bien, te lo voy a decir gratis.. Atento:

“Disfrutar la vida, TAMBIÉN es voluntad de Dios.”

Sí. Sé que generalmente se dijo que la voluntad de Dios era solamente ir al África o a la China, aunque vos querías tal vez ser actor de cine o científico.

Pero la voluntad de Dios va más allá de una decisión tomada un domingo o sábado por la noche. La voluntad de Dios va más allá de algo impuesto divinamente sobre tu vida, a pesar de que tal vez querías lo contrario.

La voluntad de Dios para tu vida es disfrutar la vida, y desde ahí es el punto de partida hacia las decisiones que tenes que tomar.

Dios quiere que disfrutes la carrera que vas a estudiar, o estas estudiando, o pensas estudiar.

Dios quiere que disfrutes tu talento.

Dios quiere que disfrutes el trabajo en el que estas, o pensas estar.

Dios quiere que disfrutes de las personas que te rodean.

No seamos de la generación que llora siempre. Porque está bien llorar, pero no toda la vida.

La sonrisa y el disfrute de la vida, también es una expresión de alabanza y adoración a Dios.

C O R A Z Ó N D E L A T O R

DEVOCIONAL #1: CORAZON DELATOR

“Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque éste determina el rumbo de tu vida.” Proverbios 4:23

Quiero que reflexionemos juntos acerca del versículo de Proverbios, el cual nos lleva a dar un cuidado especial a nuestro corazón.

En la biblia, generalmente, cuando se refiere a corazón, están refiriéndose a los sentimientos, las emociones, el intelecto, etc.  Básicamente está hablando del TODO en nuestro ser. Esa parte muy dentro de nosotros la cual determina nuestra conducta y las decisiones que tomamos.

¿QUE OCUPA UN LUGAR PRINCIPAL EN TU CORAZON?

¿En qué o quién estás pensando?  ¿Hacia dónde queres ir? ¿Qué estas sintiendo? ¿Qué no estas sintiendo?

CUIDEMOS LO QUE PENSAMOS! No nos quememos el cerebro con ideas contrarias a lo que Dios piensa y dice de nosotros.

CUIDEMOS LO QUE SENTIMOS! No abramos el corazón a cualquier persona. Las redes sociales crearon un mundo fantasioso e irreal, haciéndonos creer que las amistades y las relaciones virtuales son la realidad.  NO, es solo eso.. VIRTUAL. Aprendamos a conocer a las personas por medio de una conversación cara a cara, real y genuina.

CUIDEMOS LO QUE DECIDIMOS! Tomemos decisiones basadas en principios y valores que nos guíen a buen rumbo. No decidamos enojados, ni tristes, ni angustiados.

Oro para que cuides tu corazón, para que pienses todo lo bueno de Dios en tu vida, para que seas sabio en tus sentimientos y saber a qué darle lugar, y a que no. Oro para que tomes buenas decisiones.

Oro para que Jesús sea quien nos guie en nuestro corazón… Al fin y al cabo, a Él se lo entregamos alguna vez.

 

 

 

 

D E C A D A

Lo largo. Lo extraño. Lo triste. Lo profundo.

Lo que no tengo control. Lo que odio. Lo que amo. Lo que no necesito pero espero.

Lo especial. Lo espeluznante.

Mi cobardía. Mi tortura.

Ese mundo interior. ¿A quien le importa? ¿Por que expresarlo? ¿Por que hablarlo? ¿Por que vivirlo? Corro. Corro desesperado.

Mi oscuridad, mi luz. ¿Eso sigue siendo especial? Nunca. Jamas. Siempre.

Todo mi mundo interior es ceguera. Solo observo yo. ¿A quien le importa? ¿A quien le sirve? Por qué esperarlo?

Hoy no. Mañana tampoco. Ayer no existe. Mi locura es el todo, si el todo es el futuro. ¿Hay futuro? En mi mundo interior, hay ayer, esta el hoy, hay mañana.

No sale. No se va. No espera.No ilusiona. No consuela. No se despide. No regresa.

Vuelvo a mi mundo interior. Yo lo veo. ¿Quien mas lo ve? ¿Lo ves? ¿Lo vieron?

Todos lo saben. ¿Pero alguien lo vio?

Lo olvido. No espero. No callo. Lo sueño. Lo canto. Lo lloro. Lo recuerdo. Lo reflejo. Soy el de siempre. Lo observo otra vez.

No hay motivos. Ya no los hay. Ya no lo sigo.

20 – 15

Es la misma sensación de haber escapado del peligro. La diferencia es que al darte vuelta, no hay nada que te persiga a tus espaldas.

Una agitación incontrolable, que apenas da lugar a que las cuerdas vocales cumplan sus funciones.

Rodeado pero solo. Encerrado pero en libertad. A tientas como un ciego a plena luz del día.

Aturdido por un silencio absoluto.

Envuelto en sogas, las cuales queres sacarte y desenredarte. Pero en realidad, nunca existieron.

Segundos que se hacen eternos. Tiene que haber una solución a la incógnita de la nada.

Con eso tengo mi adicción, con acercarme a la nada. Tratar de encontrarle el sentido, a algo que no tiene nombre ni forma. Abrazo y respiro eso, y solamente hay desesperación como respuesta.

“NADIE TIENE LAS MANOS LIMPIAS, TODOS PODEMOS SENTARNOS A LA MESA”.

Para los que se sienten fuera…

Los que se equivocaron, y siguen equivocándose.

Los que no se perdonan…

Los que se sienten sucios…

Los que creen que nunca van a cambiar…

Los que quieren dejarse en el abandono, porque no ven salida…

Para los traidores..

Quiero decirles, la mesa esta servida. Su silla esta desocupada, estamos esperándolos.

Te preguntaras quienes te estamos esperando. Me presento, soy alguien igual a vos (Los demás que están en la mesa, también lo son). Hace 3 años (Aproximados), un amigo me dio el valor que nadie me había dado. En esta cultura, si no sos apto para la educación, tenes que dedicarte a la empresa familiar, o a cualquier otro trabajo.

Apareció cuando menos lo esperaba, y lo seguí. Y acá estoy.. Pero vamos a lo importante, quiero decirte que el Padre te perdona. Voy directo al punto, porque no podes seguir perdiendo mas tiempo, la vida se pasa muy rápido como para que vivas hundido en la incertidumbre, y haciendo que la culpa domine cada uno de tus días.

Se de lo que te hablo. Yo se lo que es equivocarme, se lo que es fallar, traicionar, maldecir, y enojarme con la vida. Pero también se lo que es que el Padre te perdone, se lo que es dejar de lado la culpa y disfrutar la vida amándome a mi mismo, y a los demás. Se lo que es, que nunca mas se vuelva a hablar de mis “pecados”.

La mesa esta servida, tenes que venir y sentarte. Compartí este tiempo, sentite en familia. La vida tiene otro color si la vivimos en comunidad, en familia, con otros. La soledad nunca es buena. Conocí a muchos que no quisieron sentarse en la mesa. No se sentían dignos de pertenecer a una “familia”, a una comunidad. Hoy están solos por la vida, pero aun así.. La mesa esta servida. Sus lugares no fueron ocupados. Todos tenemos nuestro lugar acá.

La primera vez que me senté a compartir esta mesa, no estaba solo, eramos trece en total. Habia 12 amigos, y yo. Todavía me acuerdo las palabras exactas de esa noche, hasta puedo todavía sentir el sabor de ese vino, y de ese pan. Las palabras de mi amigo fueron:

Esta noche, todos ustedes me abandonarán, porque las Escrituras dicen: “Dios golpeará al Pastor, y las ovejas del rebaño se dispersarán.” Pero, después de ser levantado de los muertos, iré delante de ustedes a Galilea y allí los veré. 

(Mateo 26:31-32)

Ninguno entendía nada. Yo le dije que jamas lo iba a abandonar, que jamas lo traicionaría. Pero luego hice todo lo contrario. Por eso entiendo tu sensación de odio hacia vos mismo, entiendo lo que se siente equivocarse y darse cuenta que nada puede cambiar, que ya hiciste lo que NO debías hacer. Entiendo tu deseo de irte lejos, y alejarte de todos, para no lastimar a nadie mas. Pero esa no es la solución, escaparse es de cobardes.

Yo me escape.

Pero el cumplió su promesa. El me vino a buscar. Mi amigo me dijo que la mesa estaba servida, y que mi silla todavía estaba ahí. Todavía era parte de la familia, todavía me amaba, y por supuesto.. Yo también amaba a mi amigo. El creyó en mi, cuando nadie lo hizo.

Por eso hoy creo en vos. Por eso creo en que podes levantarte, podes revivir tu animo, y empezar a disfrutar la gracia, la misericordia, el abrazo del Padre.

Todavía podes venir, y sentarte en la mesa, compartir la comunión, la familia, y ser vos mismo, porque… De eso se trata el ser familia. Ninguno de acá tiene las manos limpias, todos tenemos una historia que contar. Por eso.. Sentite parte.

Ah, si. No te dije mi nombre. Soy Simón, pero mi amigo me llama Pedro.

Veni, acá esta tu lugar…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Teología Insaciable: La relación dialéctica entre Dios y la humanidad.

TOMEN UN TIEMPO PARA LEERLO…

Teología Insaciable

POSTteoinsaciable1-01

Creer en Cristo es mucho mas que acuñar ciertas ideas y recitarlas de memoria o condicionar nuestras acciones basándonos en cierto tipo de código moral pre establecido. La experiencia trascendental de ¨conocer a Dios¨ es un evento que conmueve y trastoca absolutamente todo en un individuo. Todo cambia después de semejante acontecimiento, porque esto no puede ser alcanzado solamente desde lo cognitivo sino que debe ser una experiencia integral y de primera mano.

Esta experiencia de primera mano es propia, atemporal y dinámica. Una vez que Cristo es revelado a su vida el individuo no podrá ignorarlo nunca mas y desde ese momento se inicia una interacción entre la persona y el Cristo resucitado. Esta se convierte en una especie de relación dialéctica, un proceso perpetuo de mejoramiento y transformación.

Pero este proceso debe mantenerse propio, atemporal y dinámico. En el momento en que se vuelve…

View original post 719 more words