20 – 15

Es la misma sensación de haber escapado del peligro. La diferencia es que al darte vuelta, no hay nada que te persiga a tus espaldas.

Una agitación incontrolable, que apenas da lugar a que las cuerdas vocales cumplan sus funciones.

Rodeado pero solo. Encerrado pero en libertad. A tientas como un ciego a plena luz del día.

Aturdido por un silencio absoluto.

Envuelto en sogas, las cuales queres sacarte y desenredarte. Pero en realidad, nunca existieron.

Segundos que se hacen eternos. Tiene que haber una solución a la incógnita de la nada.

Con eso tengo mi adicción, con acercarme a la nada. Tratar de encontrarle el sentido, a algo que no tiene nombre ni forma. Abrazo y respiro eso, y solamente hay desesperación como respuesta.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s