T O R M E N T A – S O L – T O R M E N T A

Nunca en mi vida había experimentado el hecho de llevar campera y paraguas, un día soleado. Es que así era el clima en Castro, Chiloe. De una cuadra a otra podías pasar de estar derretido de calor, a tener que correr porque la lluvia se había largado fuertemente.

Estuvimos ayudando en diciembre de 2015 a una iglesia que se había incendiado, quedaron sin nada, y estaban congregándose en un cuartel de bomberos. (La foto es justamente en ese cuartel, seguramente fue tomada en el momento que dije algún chiste Argentino en medio de la predicación y que nadie entendió).

En otro momento voy a contar que estuvimos haciendo específicamente..

Pero siempre me quedo el recuerdo del clima. De hecho tengo la campera de un amigo chileno, es una de mis favoritas para usarla durante el día, que me la termino regalando de tanto utilizarla.

Me acuerdo del clima, por la situación de vida que había experimentado ese año. Lo podría resumir en tres partes: SOL – TORMENTA – SOL.

Miro esa foto donde estoy bien, contento, alegre, haciendo lo que mas me apasiona que es hablar de Jesús.. para ese entonces el sol había salido en mi vida. Pero no podría haber salido, sino hubiera habido manos, oídos y brazos que me contengan.

OBVIO, creo que Dios utiliza medios humanos para sacarnos (si así lo queremos) del barro donde nosotros mismos nos metimos.

Soy un restaurado. Soy alguien que fui perdonado, alguien que necesito que otro crea en que podía cambiar, que la tormenta podría no ser para siempre, y que el sol quizás iba a iluminar alguna mañana en mi vida.

Este recuerdo me impulsa a creer en el otro. A creer que se puede salir de cualquier situación, de cualquier estado negativo en la vida. De cualquier callejón sin salida. De cualquier encierro.

Podes salir de donde estas. Todos podemos salir del estado en el que estamos.

Se puede comenzar a vivir la vida que soñaste. Cada día es una oportunidad de parte de Dios para ser felices.

La mayor felicidad y riqueza esta en instantes que Dios nos regala diariamente. Sonrisas, amigos, fotos, caminar, escuchar música, pintar, dibujar, crear, cantar, respirar, leer, amar, besar.

Casi todas las noches me tomo unos minutos para observar como duerme mi esposa (Es hermosa), y siempre tengo la misma sensación de ser agradecido, porque nada de lo que tengo lo merecía. Todo es regalo de Dios.

Claro. Tengo mil y un motivos para quejarme, amargarme, mirar todo negativamente, y no disfrutar la vida.. Pero los instantes que Dios regala diariamente, se disfrutan.

Estoy aprendiendo a vivir, y a disfrutar, y estoy aprendiendo a creer mas en los demás.

Si estas leyendo esto.. mira otra vez la foto..

Estoy sonriendo..

Pero hacia meses atrás de eso, pensaba que mi vida iba a derrumbarse.

Creyeron en mi, y yo creí en lo que Dios quería para mi vida.

 

JEREMÍAS 29:11

“Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.”

SALMO 42:11

“¿Por qué estoy desanimado?
    ¿Por qué está tan triste mi corazón?
¡Pondré mi esperanza en Dios!
    Nuevamente lo alabaré,
    ¡mi Salvador y mi Dios!”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s